Algunos tips para ahorrar

Nota: El contenido de esta entrada se basa en el post Little Steps: 100 Great Tips For Saving Money For Those Just Getting Started, escrito por Trent Hamm en su blog The Simple Dollar.

Ahorro

The Simple Dollar es un blog sobre economía personal, que ofrece numerosos recursos para ayudarnos a manejar nuestras finanzas y ahorrar dinero. Está dirigido a personas que luchan para liquidar las deudas y los malos hábitos de gasto al tiempo que buscan construir un futuro económicamente seguro.

Aquí comparto algunos de los tips para ahorrar que el autor lista en su post Little Steps: 100 Great Tips For Saving Money For Those Just Getting Started (Pequeños Pasos: 100 Tips Para Ahorrar Dinero Para Aquellos que Recién comienzan).

Cancela los canales de cable o satélite que no miras. Si pagas un paquete premium pero raramente miras esos canales extra, podría ser mucho más barato alquilar una película de vez en cuando.

Mejor aún, apaga la televisión. Tiene varios beneficios económicos: menos exposición a avisos publicitarios, más tiempo para enfocarse en otras cosas y menor consumo de electricidad, entre otros.

Domina la regla del día 30. Siempre que estés considerando hacer una compra innecesaria, espera 30 días y luego pregúntate si aún quieres ese artículo. Con bastante frecuencia, descubrirás que la urgencia por comprar ha pasado y te habrás ahorrado dinero simplemente esperando. Si quieres, puedes incluso mantener una “lista de 30 días” donde anotes el artículo y el día que lo reconsiderarás.

Haz tus propios regalos en vez de comprarlos. Puedes hacer velas, pan, galletitas, jabón y todo tipo de cosas en casa bastante fácil y económicamente. Estos regalos incluyen tu toque casero y con frecuencia son consumibles, lo que significa que no terminarás llenando el armario de alguien con trastos. Mejor aún: incluye una nota personal escrita a mano con el regalo, esto lo hará aún más especial que cualquier cosa que pudieras comprar en el centro comercial, además de que te ahorra dinero.

Escribe una lista antes de ir de compras y apégate a ella. Uno nunca debería entrar a una tienda sin una idea clara de lo que va a comprar. Antes de ir haz un plan cuidadoso de lo que comprarás, luego apégate estrictamente a esa lista cuando vayas a la tienda. No pongas en el carrito nada que no esté en la lista, no importa cuán tentador sea, y saldrás de la tienda ahorrando un montón.

Invita amigos en vez de salir. Casi toda actividad en casa es menos cara que salir fuera. Invita algunos amigos a comer, jugar a las cartas y tomar unos tragos. Todo el mundo se divertirá, el costo será bajo, y los demás probablemente corresponderán a tu invitación.

En vez de tirar una prenda dañada, arréglala. No tires una camisa por un botón roto, cose uno nuevo. No tires los pantalones por causa de un agujero, pon un parche y guárdalos para cuando estés trabajando en la casa. Cualquiera puede hacer costuras simples, sólo toma unos minutos y ahorra un montón de dinero al evitarte comprar ropa nuevas cuando en realidad no lo necesitas.

Prepara algunas comidas en casa. Consigue un libro de cocina accesible y fácil y prueba a hacer algunos de los platos. Descubrirás que cocinar en casa es mucho más fácil de lo que crees, y mucho más barato y sano que la comida para llevar o comer afuera. Mejor aún, puedes preparar comidas por adelantado. Una hora de preparación un fin de semana puede darte un montón de comidas baratas y prácticas que terminarán ahorrándote un montón de dinero y no consumirán tu tiempo cuando estés ocupado.

Prepara el cuádruple de una comida. La próxima vez que hagas una comida, haz cuatro porciones y pon las otras tres en el freezer. Entonces, la próxima vez que necesites una comida rápida, puedes tomar una de esas porciones y calentarla. Mejor aún, hacer esto te permite comprar los ingredientes al por mayor, haciendo cada comida más barata de lo que sería normalmente, y mucho más barata que las comidas prontas o comer fuera.

Invierte en un freezer grande. Un freezer grande, después de la inversión inicial, es una ganga. Puedes usarlo para guardar toda clase de alimentos al por mayor, lo cual te posibilita pagar menos por kilo. Mejor aún, puedes guardar montones de comidas preparadas por adelantado.

Deja hábitos caros, como cigarrillos, alcohol y drogas. Esos hábitos hacen que el dinero se evapore sin obtener nada a cambio. Trabajando duro para dejar esos hábitos descubrirás que el dinero permanece en tu bolsillo en vez de quemarse.

Instala lámparas de bajo consumo (o mejor, LEDs). Cuestan más pero ambas duran más que las lamparillas comunes y consumen mucho menos electricidad. Las lámparas de bajo consumo tienden a usar aprox. el 25% de una incandescente, los LEDs usan aprox. un 2%.

Compara precios y encuentra un supermercado más barato. Muchos tenemos la rutina de comprar en el mismo almacén, aunque no sea el que ofrece los mejores precios en nuestras compras más comunes. Mantén un registro de las 20 cosas que compras con más frecuencia, luego compra estos artículos en varios comercios. Eventualmente, una tienda resultará la más barata, simplemente haz de esa tu destino regular de compras y ahorrarás dinero.

Desafíate a intentar hacer tus propias cosas. Por ejemplo, hacer pan casero es bastante fácil y mucho más barato, saludable y sabroso que comprar pan en los comercios.

Haz tus propios productos en vez de comprarlos. Puedes hacer tu propio jabón para lavar ropa, detergente, limpiavidrios y aromatizante. Es mucho más barato que comprar la versión comercial. Trata de buscar recetas, es asombroso cuantas cosas puedes hacer en casa en sólo unos minutos, que te ahorran un montón de dinero en comparación con la versión comercial.

Si algo se ha roto, intenta repararlo tú mismo en vez de reemplazarlo o llamar a un técnico. Consigue un manual o consejos de Internet e inténtalo tú mismo. Se pueden arreglar relojes, aire acondicionados, y videograbadoras de esta forma, ahorrando dinero al no gastar en un reemplazo o un técnico.

Compra artículos de primera necesidad al por mayor. Compra aquellos artículos que se usan mucho, particularmente artículos no perecederos (bolsas de basura, jabón de lavar ropa, pañales, etc.) en la mayor cantidad posible. Esto reduce su costo unitario un poquito, y a la larga, suma algún dinero. Mejor aún, no tendrás que comprar estos artículos con mucha frecuencia, ahorrando en tiempo y en el costo del viaje al supermercado.

Compra usado. Con bastante frecuencia, puedes encontrar el artículo que buscas en tiendas de equipos usados, tiendas de juegos usados, tiendas de consignación, etc. Simplemente haz de estos comercios parte de tu rutina normal, ve allí primero cuando busques artículos y ahorrarás dinero.

Prueba marcas genéricas de artículos que compras regularmente. En lugar de adquirir la marca común de un artículo, prueba la marca de la tienda o la versión genérica del artículo. Ahorrarás algunos centavos y probablemente descubrirás que la marca de la tienda es tan buena como la de renombre, la única diferencia entre los dos, frecuentemente, es el marketing.

Aprende a vestirte mínimamente. Compra ropa que combine bien y no necesitarás tanta. Si tienes cinco pantalones, siete camisas y siete corbatas que todas combinan, tienes casi un infinito guardarropa simplemente combinando.

Averigua la recreación que ofrece tu ciudad. Tu ciudad puede tener parques, canchas, senderos, y muchas otras cosas esperando a ser usadas. Puedes ir a divertirte, practicar deportes, dar paseos o probar otras actividades, todo está allí gratis, lo que tienes que hacer es descubrirlo.

Infla las ruedas. Si las gomas tienen menos presión que la recomendada, pierdes en el rendimiento de gasolina. Simplemente inflando tus gomas, puedes mejorar el rendimiento hasta en un 5%.

Limpia el filtro de aire de tu auto. Un filtro de aire limpio puede mejorar el rendimiento de la gasolina hasta en un 7%. Además, limpiar el filtro de aire es fácil de hacer en sólo unos pocos minutos, simplemente sigue las instrucciones del manual de tu auto.

No excedas el límite de velocidad. No sólo es ineficiente en términos de uso de gasolina, también puede costarte mucho.

Toma el transporte público. Es mucho más barato y no tienes que preocuparte por estacionar tu vehículo.

Empieza una huerta. Cultivar una huerta es un hobby económico si tienes un patio. Puedes producir vegetales como por ejemplo tomates y luego, además de comerlos frescos, puedes preparar salsa, pasta, ketchup y otras conservas.

Estudia a fondo el calendario de tu comunidad. Habitualmente hay montones de eventos gratis en tu ciudad de los que ni te enteras. En la biblioteca local o centro comunal puedes averiguar los próximos eventos comunitarios. Frecuentemente, puedes obtener comidas gratis, entretenimiento gratis y otras cosas gratuitas simplemente prestando atención. Mejor aún, estarás en contacto con lo que está sucediendo a tu alrededor.

Lee más. Leer es una de los hobbies más baratos y más provechosos. La mayoría de las ciudades tienen una biblioteca pública, simplemente ve allí y saca prestados algunos libros que te interesen. Aprenderás algo nuevo, lo pasarás bien, y no tendrás que gastar un centavo.

Bookmark and Share

Anuncios

One Response to Algunos tips para ahorrar

  1. Pingback: Sugerencias para Reducir Gastos « El Blog del Pequeño Emprendedor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: