Wishcraft: Capítulo 1

Esta es la primera de una serie de entradas en las que publicaré un resumen de cada capítulo del libro Wishcraft, de Barbara Sher. Esta entrada contiene un resumen de la introducción y el primer capítulo.

Wishcraft

Cómo tener lo que realmente quieres
Barbara Sher

Introducción

Este libro está diseñado para ayudarte a conseguir lo que quieres, no lo que otros quisieron para ti, no lo que tú crees que puedes conseguir siendo realista, sino lo que tú quieres, tu deseo, tu fantasía, tu sueño.
Ser un triunfador es tener una vida que ames, de modo que puedas despertar cada mañana animado con el día que tienes por delante, aún cuando a veces estés un poco nervioso.

No hay nada frívolo en lo que quieres. No es un lujo que puede esperar hasta que te hayas ocupado de todos los asuntos “serios” de la vida. Es una necesidad. Lo que quieres es lo que necesitas. Tu deseo más preciado viene de tu esencia, cargado de información vital sobre quién eres y quién puedes llegar a ser. Tienes que tenerlo.

Y tú puedes. ¿Esas palabras (tú puedes) hacen sonar una alarma en tu cabeza? ¿Estás cansado de esa historia del pensamiento positivo? ¿Has intentado tener poder de voluntad, autoconfianza y actitud positiva? ¿Eres perseverante? Yo jamás lo he conseguido. Y logré tener una vida que amo. Desistí de tratar de reformarme y busqué alternativas que me ayudaran, pues yo no iba a irme a la tumba sin obtener lo que quería, lo mereciera o no. No necesitas programas de mejoramiento del carácter. Lo que necesitas son técnicas prácticas para resolver problemas, planear y tener acceso a los materiales, habilidades, información y contactos.

No tendrás que cambiarte a ti mismo porque, uno, no puede hacerse, y dos, estás bien así como eres.
Pero primero, tienes que saber lo que quieres. La primera mitad de este libro trata sobre desear. Desear no tiene que ser aprendido, es algo innato. Pero debe eliminarse la maldición cultural que dice ‘no se puede’ y el desaliento de haberlo intentado antes y haber fracasado. La propuesta de este libro no funciona en realidad a menos que saques a la luz tus mayores esperanzas y más profundos sueños.

Capítulo 1: El cuidado del genio humano

Ejercicio 1: ¿quién crees que eres?

Toma una hoja de papel en blanco y sin pensar demasiado, responde en pocas líneas esa pregunta.

Es probable que hayas contestado algo como esto: ‘Tengo 28 años, vivo en Buffalo, soy soltera y trabajo como secretaria en una empresa de electrónica’. Si bien esas cosas han sido importantes en tu vida, ninguna de ellas es tu identidad. Lo que me interesa es lo que amas. Puede ser tu trabajo, o un hobby, o un deporte o un pasatiempo, o algo sobre lo que siempre te ha gustado leer, o una materia que desearías haber estudiado en la escuela o simplemente algo que te deja fascinado, aunque sepas muy poco sobre ello. Sea lo que sea (guitarra, puentes, avistamiento de aves, coser, el mercado de valores, la historia de India) hay una muy buena razón por la que amas esas cosas. Cada una es una pista de algo dentro tuyo: un talento, una habilidad, una forma de ver el mundo únicamente tuya. Las pistas hacia el camino de tu vida no están perdidas. Necesitan ser reunidas y examinadas antes de que puedas diseñar una vida que te haga tener ganas de saltar de la cama en la mañana.

Ahora haz algo simbólico. Toma esa hoja en la cual contestaste la pregunta. Mírala una vez más. Ahora tírala a la papelera.

Tu genio original

Naciste con un genio propio y único. Llamamos genios a aquellos que creemos que nacieron con gran brillantez, visión original, increíble determinación. Todos las tuvimos una vez. Tú las tenías cuando tenías dos años. ¿Adónde se fueron? La familia y la educación hicieron que desarrolláramos una especie de amnesia. Las personas a las que llamamos “genios” de algún modo evitaron tener que dormir a ese niño curioso.

Ejercicio 2: Tu yo original

Permite a tu mente vagar a través de las memorias de tu infancia, especialmente los momentos en que te era permitido hacer lo que querías. En una hoja de papel, intenta responder estas preguntas: ¿Qué te atraía y fascinaba cuando eras niño? ¿A través de qué sentido (vista, oído, tacto) viviste más, o los disfrutabas todos por igual? ¿Qué te encantaba hacer, o con qué soñabas despierto, no importa cuán “tonto” o sin importancia pueda parecerte ahora? ¿Cuáles eran las fantasías y juegos secretos que nunca le contaste a nadie? ¿Sientes que aún hay una parte de ti que ama esas cosas? ¿A qué talentos y habilidades podrían apuntar esos intereses y sueños tempranos?

Ellen, 54, respondió esto: “Recuerdo que tenía una atracción especial por los árboles. Solía mirarlos y poner mis brazos alrededor de sus troncos. Creo que sabía como se sentía ser árbol“.

Bill, 44, contestó: “Yo amaba el color. Comencé a pintar desde el momento en que pude agarrar un lápiz de color. Llenaba hojas de papel, páginas de libros y la pared al lado de mi cama con garabatos brillantes y coloridos“.

Ellen podría haber sido (y aún podría ser) botánica, guardabosque, jardinera, poeta o pintora, o incluso psicoterapeuta.

Bill es abogado como su padre. Vive bien y le gusta su trabajo, pero tiene un artista o un decorador de interiores escondido adentro esperando a ser descubierto.

Ahora bien, ¿cómo pudieron los genios llegar a ser genios mientras que tú quizás no hayas empleado a fondo tus talentos? Ellos tuvieron algo que nosotros no tuvimos. Tierra y aire y agua y sol.

Ambiente

Si a una semilla se le da buena tierra y abundante agua y sol, no tiene que intentar desarrollarse. No necesita confianza en sí misma o autodisciplina o perseverancia. Simplemente se desarrolla. Si una semilla tiene que crecer en completa oscuridad o sin suficiente agua, no se transformará en una planta saludable y bonita. La diferencia entre un genio y tú y yo está en nuestro entorno.

En el siguiente capítulo te mostraré cómo es ese ambiente y cómo difiere del que tuvimos la mayoría de nosotros. Y luego vamos a comenzar a crearlo para ti.

Bookmark and Share

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: