Wishcraft: Capítulo 6

Wishcraft

Cómo tener lo que realmente quieres
Barbara Sher

Esta es la sexta de una serie de entradas en las que publicaré un resumen de cada capítulo del libro Wishcraft, de Barbara Sher. Esta entrada contiene un resumen del capítulo 6.

Capítulo 6: Brainstorming (lluvia de ideas)

En este momento tienes un objetivo claro y una lista de problemas estratégicos.
Ahora crearemos un plan paso a paso para llegar a tu objetivo.

Probablemente los problemas de tu lista sean algo así: “No puedo porque no tengo X”, donde X suele ser dinero, estudios, experiencia, etc.

Vamos a transformar esa afirmación en dos preguntas:
1. ¿Cómo puedo conseguirlo sin X?
2. ¿Cómo consigo X?

Es buena idea comenzar con la pregunta 1. Porque queremos llegar a la meta por la ruta más rápida, no cuando tengas el dinero ahorrado o tu posgrado en la mano. Eso significa que sólo debes responder la pregunta 2 si estás seguro de que X es el único camino para tu objetivo, o si X es por sí mismo algo que te gusta, como riqueza o estudios o status profesional.

Por ejemplo, podrías estar convencido de que necesitas un título para ejercer una profesión o conseguir un buen cargo. En caso de que no lo sepas, la facultad es un gran negocio. Es también un paraíso seguro para aquellos a quienes les gusta ensayar hasta estar prontos, en lugar de tirarse al agua y comenzar a nadar. No estoy contra la enseñanza superior pero si estás considerando la facultad como un medio para conseguir un objetivo, examina tu situación cuidadosamente.

¿Tener un título es parte integral de tus sueños o es imprescindible para llegar adonde quieres? ¿Los periodistas que más admiras fueron a la facultad de periodismo? ¿Todos los ejecutivos de tu empresa fueron contratados con títulos? ¿Tu pintor favorito estudió arte en la facultad? Si la respuesta es “no”, no deberías perder tu tiempo y dinero intentando conseguir un título.

5 maneras de aprender sin ir a la facultad

1. Coraje. En otras palabras, intentar abrir puertas sin nada más que talento, atrevimiento y desesperación. Nada pierdes, y mucho puedes ganar, si te presentas donde quieres estar.

Así fue como mi propia carrera comenzó. Cuando llegué a Nueva York, tenía un inútil título en antropología y necesitaba un empleo. Tenía la intuición de que sería buena para trabajar con personas. Entonces, respondí un anuncio que decía “preferible con experiencia”, notando que no decía “imprescindible”, para ser consejera de un programa de drogas. Conseguí el empleo. Luego una cosa llevó a la otra, pasé a ser asistente del terapeuta jefe, y en los años siguientes trabajé como consejera en tres escuelas de medicina y fui invitada a dar charlas y talleres en todo el país. Y nada de eso sucedió porque tuviera un título, sucedió porque en el momento correcto encontré el lugar correcto y me tiré de cabeza.

2. Voluntariado. Ser voluntario puede ser el camino para comenzar a hacer lo que te gusta y conseguir experiencia. Aunque sea sólo una vez por semana, estarás haciendo lo que te gusta, y si todavía no estás seguro de que te gusta, puede ser una tentativa antes de comprometerte a ello. Además te trae experiencia, contactos y referencias que serán útiles si decides comprometerte.

Jack, de 22 años, que pasó un año trabajando con niños discapacitados durante los sábados y las vacaciones, y tiene cartas de referencia para demostrarlo, tiene algo por lo menos tan valioso como un recién graduado. Cierto, el que posee el titulo podría obtener un salario inicial mayor, si es contratado. Por otro lado, tú podrías ser contratado donde un graduado no. Jack lo logró, está trabajando como consejero en una escuela para niños especiales. Si él decide que quiere tener un título, será el candidato número uno para ser admitido y recibir ayuda económica.

3. El aprendiz de hechicero. La forma más antigua de adquirir habilidades y conocimiento, es convivir con quien ya los tiene. Antes de que se inventaran las escuelas, las personas aprendían sus profesiones de esta manera. Así fue como yo aprendí a ser terapeuta.

Creo que no hay una persona en este mundo a quien no le puedas decir “Sigo su trabajo hace mucho y quiero aprender con usted. No le causaré problemas. Vaciaré su papelera, limpiaré su oficina, y cargaré sus cosas. Sólo quiero estar cerca de usted”. La mayoría de las personas bien preparadas quiere compartir lo que sabe con otras mentes ansiosas.

Jóvenes escritores envían sus trabajos a los autores que admiran, y a veces se crea una relación de maestro y aprendiz. Hay programas formales para conectar “maestros” con aspirantes a aprendices.

Pero no necesitas un programa formal ni escribir una carta para entrar en contacto con alguien cuyo trabajo te guste. En el próximo capítulo aprenderás cómo conseguir ser presentado a cualquier persona en el mundo que quieras conocer.

4. Comenzando de cero: la alternativa independiente. Otra forma de comenzar sin un título es simplemente sentarse, esbozar un plan para una clase de mímica, un seminario político, un paseo, un grupo de terapia artística, y colocar anuncios en el periódico local.

¿Cómo crees que comenzaron los Weight Watchers (Vigilantes del Peso)? Jean Nidetch no era médica ni nutricionista. Era una mujer que quería adelgazar. Desarrolló un programa para otras personas como ella y lo transformó en un negocio millonario. Lo que necesitas hacer es satisfacer una necesidad específica que nunca nadie haya pensado en satisfacer.

Jake, un experto en biología marina que no fue a la facultad, abrió un museo del mar para niños y consiguió concesiones de su ciudad.

Y si decides volver a estudiar, tendrás dos grandes ventajas: un camino recorrido y experiencia práctica.

5. El generalista/popularizador. Muchos profesionales necesitan ayuda para comunicar sus ideas al público. Si sabes escribir, u organizar ideas, puedes meterte en cualquier campo sin un título.

Conozco a una mujer que creó una fundación para reunir todas las ramas de investigación sobre la dislexia. Su única calificación es que ella misma es disléxica y se preocupó desesperadamente por hallar una solución para este problema.

Un ama de casa interesada en nutrición creó una publicación para la industria alimenticia sobre el reglamento de etiquetado.

Escribir, editar, entrevistar, comenzar una publicación especializada o un programa temático en televisión por cable: cualquiera de estos puede ser un camino para ser admitido en un mundo que amas, sin un caro título de doctorado.

Técnica de brainstorming

Esta técnica tiene dos etapas, a la primera la llamo “Soñar despierto” y a la segunda “Construyendo el puente”, pues coloca un puente entre el sueño y la realidad.

Como ejemplo vamos a suponer que tu objetivo sea viajar en velero alrededor del mundo en tu propio yate. Entonces tu pregunta número 1 seria: “¿Cómo puedo tener un yate sin un millón de dólares?”. Y la pregunta número dos seria: “¿Cómo puedo tener un millón de dólares?”

Primera parte: Soñar despierto

Hay tres formas diferentes de hacer brainstorming.

Hacer brainstorming solo
Escribe todas las ideas que te surjan, sin descartar nada, no importa cuán descabellado o banal parezca. Si quieres un yate, “Ir al puerto de noche y robar uno” es una idea. No juzgues nada, eso puede inhibir tu imaginación, y puedes perder buenas ideas. Si te cuesta deshacerte de las limitaciones habituales del pensamiento, primero ve si necesitas una sesión de Tiempos Difíciles.

Brainstorming con juego de roles
Ponerse en el lugar de otra persona puede liberar reservas de conocimiento insospechadas en tu propio cerebro. Puedes usar tu “familia ideal” imaginaria o puedes intentar interpretar personajes diversos, como estos:
1. Un arriero viejo.
2. La reina de un país extranjero.
3. Um genio loco.
4. Um marciano.
5. Un tonto.
6. El presidente de una gran corporación.
7. Un pescador de Samoa (un cazador esquimal, un guerrero Watusi, etc.).
8. Un ingeniero que construye puentes en los Andes.
9. Un empresario petrolero.
10. Una niña de 5 años.

Para entrar en cualquier papel, simplemente cierra los ojos, mira el problema desde el punto de vista del personaje, y escribe cualquier solución que te venga a la mente.

Brainstorming con un grupo
Cualquier persona puede participar, no es necesario saber nada sobre el área en la cual tienes el problema. En realidad, cuanto menos sepan, mejor. Los expertos en cualquier área sólo saben lo que no puede hacerse, mientras que los inexpertos tienen las mejores ideas. Eso incluye niños, que son muy creativos, porque no tienen restricciones en sus pensamientos, y personas mayores, cuyas mentes son más lentas pero más profundas y poseen más recursos.

Después de una sesión de brainstorming, tu lista de ideas puede estar más o menos así:

Tener un yate
1. Robar un yate.
2. Casarse con alguien que tenga un yate.
3. Ganar un yate en un concurso.
4. Ganar un yate jugando al póker.
5. Comprar un yate entre un grupo de personas.
6. Conseguir un yate viejo y arreglarlo.
Navegar alrededor del mundo
7. Viajar de polizón.
8. Hacerse amigo de alguien que tenga un yate y ser invitado a viajar con él.
9. Alquilar un yate.
10. Negociar el uso de un yate por algo que tengas (un apartamento, una casa en el campo, etc.).
11. Ser contratado en un yate como: capitán, ingeniero, miembro de la tripulación, mozo, barman, cocinero, masajista, acompañante de un enfermo o discapacitado, tutor de un niño, salvavidas, músico, mago, cantante, comediante, etc.
12. Diseñar un viaje educativo privado para gente rica.
13. Diseñar un viaje promocional para una compañía de barcos.
14. Diseñar una misión de beneficencia alrededor del mundo en pro de la ecología, la paz o contra el hambre.
15. Diseñar una expedición científica o un “seminario flotante”: por ejemplo, rehacer el viaje del Beagle de Darwin para una agencia o grupo de viaje.

La segunda parte del brainstorming proveerá respuestas a la pregunta “¿Cómo?”. Por tanto, no te preocupes si algunas ideas de tu lista todavía parecen utópicas. Simplemente cree lo que te digo: si realmente lo quieres, puede ser hecho.

Estrategias para sortear el obstáculo dinero:
1. Hay muchas formas de conseguir cosas sin comprarlas: pedir, pedir prestado, robar, negociar, ganar, alquilar, hacer.
2. Vender tu mano de obra. Canjea algo que sepas hacer (jardinería, magia, cuidar enfermos o niños, contar chistes) por una admisión gratuita en el mundo en el que quieres entrar.
3. Aunque el dinero sea algo necesario para tu proyecto, no tiene que ser tu dinero. Sé el ideador, elabora un paquete y véndeselo a un millonario.
4. Divide los costos con alguien con quien te gustaría compartir tu sueño.

No tener dinero no es una excusa para no ir tras tus sueños.

Transición: editando la lista

Tienes una lista de ideas para “Cómo conseguir mi objetivo sin X” (o “Cómo conseguir X”). Algunas son un poco excéntricas, otras son posibles pero no te sientes cómodo con ellas. Restarán algunas ideas que parecen promisorias. No digo las “más posibles”, digo aquellas que hacen latir más rápido tu corazón. Tu próxima tarea es tomar una o dos de las mejores ideas y bajarlas a tierra. Vamos ver como una persona real hizo esto.

Mary, 27 años, divorciada con una hija de 2 años, decidió que su primer objetivo era entrar a la facultad de medicina.

Lista de problemas:
1. Falta de dinero.
2. Mis conocimientos están un poco oxidados.
3. Mujeres mayores y madres tienen dificultades para entrar en la facultad de medicina.
4. Cuidar a mi hija.

Le dije que analizara un problema por vez, en una sesión de brainstorming. Ella eligió empezar por el primer problema. Hizo una sesión de brainstorming con su hermana y una amiga. Sus primeras ideas fueron las siguientes:

1. Conseguir una beca.
2. Conseguir un préstamo.
3. Ganar la lotería.
4. Casarme con un hombre rico.
5. Entrar en las Fuerzas Armadas y esperar que me envíen a la facultad.
6. Divulgar mi historia en el diario local y atraer un rico mecenas.
7. Deambular por las calles de Nueva York con un cartel que diga: “Envíe esta madre a la facultad de medicina“.

Debes hacer tres preguntas en relación a cada idea:
1. ¿Cuáles son los elementos útiles de esta idea?
2. ¿Cuáles son los problemas de esta idea? Los obstáculos formarán una mini lista de problemas que generará un nueva ronda de la primera parte, “Soñar despierto”.
3. ¿Qué otras ideas puede sugerir esta idea?

Vamos a ver como lo hizo Mary.

Idea número 1: conseguir una beca de estudios.
1. Elementos útiles: sin deudas.
2. Problemas:
a) necesito tener notas muy buenas en los exámenes.
b) no estoy segura de que haya becas de estudio en medicina.
Cómo resolverlos:
a) ir a una escuela de noche y estudiar mucho.
b) investigar sobre ayuda económica para alumnos de medicina.
3. Ideas adicionales: Crear una beca de estudios. Escribir a una gran corporación, ofreciéndoles la oportunidad de hacer un bien a la sociedad y a la causa de la mujer y conseguir una buena publicidad mandándome a la facultad de medicina.

Esta es una idea que despierta el interés de Mary, y si ella la hubiera eliminado la idea número 1, nunca habría pensado en eso. Mary no sabía si alguien había hecho algo así, y no tenía idea de cómo las corporaciones responderían. Pero el simple hecho de tener coraje de intentar algo totalmente nuevo puede impresionar a las personas ciertas.

Entonces, Mary colocó esa idea como una posibilidad promisoria y siguió con su lista original, haciendo el mismo procedimiento con las demás ideas.

Luego puedes pasar a la segunda parte del brainstorming, con las ideas que más te interesan. Mary escogió “crear una beca de estudios”.

Parte 2: Construyendo el puente

En la primera parte del brainstorming transformaste uno de los problemas en una submeta: una forma específica de conseguir una de las cosas que necesitarás para tu meta final. En el ejemplo de Mary, la submeta es conseguir una beca de estudios a través de una gran corporación.

La manera de construir un puente entre tú y tu submeta es planeando hacia atrás. La planificación comienza en el futuro distante y viene hasta mañana, comienza en tu objetivo y va hasta sus partes componentes, pequeñas cosas que puedes hacer de a una por vez.

Para dividir las submetas en pasos cada vez menores, hay dos preguntas. La primera es, “¿Puedo hacer esto mañana?” Si la respuesta es “No”, la siguiente pregunta es, “¿Qué tengo que hacer primero?”.

¿Podría Mary tener el dinero de la beca en sus manos al día siguiente? Claro que no. Entonces, ¿qué debe hacer primero? Tendría que mandar cartas a un gran grupo de empresas.

¿Puede enviar esas cartas mañana? No. ¿Qué debe hacer antes? Elaborar una carta y reunir una lista de corporaciones promisorias y sus direcciones.

Un diagrama de flujo es una estructura visual en la que escribes los pasos en pequeños círculos, trabajando de derecha a izquierda. Es un mapa detallado del camino que vas a hacer hacia tu objetivo, mostrando exactamente lo que debes hacer en cada etapa. Cada una de las principales ramificaciones debe refinarse hasta los primeros pasos: cosas tan pequeñas y manejables que puedas hacerlas mañana.

Volviendo al caso de Mary, ¿podría esbozar una carta para las corporaciones mañana? Si, mañana puede hacer las primeras anotaciones para una carta.

¿Puede tener una lista de las corporaciones mañana? No, deberá hacer algunas investigaciones antes para descubrir cuales corporaciones pueden ser receptivas y quién será la mejor persona para contactar en cada una de ellas.

Una parte de esas investigaciones puede hacerlas en bibliotecas, pero otra parte tendrá que hacerla de otra forma, que veremos en el próximo capítulo (mientras tanto, pondremos un signo de interrogación en este ítem del diagrama). Lo que Mary puede hacer mañana es un brainstorming sobre a cuáles tipos de corporaciones se aproximará.

Tercero: ¿Mary conseguiría publicar un artículo sobre sus planes en el diario local mañana? No, primero tendría que contactar a un periodista que la entrevistara. Este es el caso de otro punto de interrogación.

La próxima ramificación importante que debe trabajar es “Ser admitida en la facultad de medicina”. El problema de cuidar a su hija dependerá de a cuál facultad vaya; si permanece en su área, su hermana puede ayudarla, por tanto puede dejar ese problemas para más tarde.

Este es un diagrama de flujo casi completo. Le da a Mary cinco cosas que puede comenzar a hacer inmediatamente: hacer anotaciones para una carta, hacer un brainstorming de empresas, revisar sus viejos apuntes escolares, hacer llamadas para conseguir información sobre cursos de revisión, e ir a la biblioteca para leer catálogos de facultades de medicina.

No existe objetivo, no importa lo grande que sea, que no pueda ser fragmentado en algo tan simple como ir a la biblioteca, o a la imprenta, o hacer algunas llamadas.
Al ser estos primeros pasos tan pequeños, los darás. Ellos harán que te levantes de la silla y comiences tu trayectoria, en vez de paralizarte como lo haría un gran objetivo.

Bookmark and Share

Anuncios