Cómo tener suerte

Nota: El contenido de esta entrada se basa en el post How to be the luckiest guy on the planet in 4 easy steps, escrito por James Altucher en su sitio web The Altucher Confidential.

Hace unos días descubrí The Altucher Confidential, un blog donde su autor, James Altucher, expone con sinceridad sus controvertidas opiniones. Así encontré este interesante post sobre cómo tener “suerte“, que traduzco aquí en su mayor parte.

Cómo ser el tipo con más suerte del planeta en 4 pasos

Al menos diez veces en mi vida he estado tan abajo que sentía que nunca sería feliz y el mundo estaría mejor sin mí. Otras veces sentí que estaba atrapado en una encrucijada y nunca resolvería qué camino tomar. Todas las veces salí a flote.
Todas las veces hubo cuatro cosas, y sólo cuatro, que me permitieron salir a flote. Ahora trato de incorporar estas cuatro cosas en una práctica diaria, de modo que nunca baje de nuevo.

La práctica diaria

A) Física – estar en forma. Hacer algún tipo de ejercicio. Todo lo que necesitas hacer es unos 20-30 minutos de ejercicio al día. Esto no es para quedar hecho trizas, sólo para estar saludable. No se puede ser feliz si no se es saludable. Además, dedicar este tiempo al ejercicio ayuda a tu mente a lidiar mejor con sus ansiedades diarias. Otras cosas que son parte de esto, pero un poco más difíciles:
Levantarse a las 4-5am todos los días.
Ir a dormir a las 8:30-9. (Es bueno dormir 8 horas por noche).
No comer después de las 5:30pm. No se puede ser feliz si se tiene indigestión por la noche.

B) Emocional – Si alguien me deprime, lo elimino. Si alguien me anima, lo acerco. Nadie es sagrado aquí. Cuando el avión se está cayendo, ponte tú primero la máscara de oxígeno. Familia, amigos, gente que quiero: siempre trato de estar ahí para ellos y ayudar. Pero no me acerco a nadie que me deprima. Esta regla no puede ser quebrantada. La energía se te filtra si alguien te agobia. Y nunca le debo a nadie una explicación. Explicar es agotador. Otra regla importante: siempre sé sincero. Es divertido. Ya nadie es sincero y la gente tiene miedo de serlo. Prueba ser sincero por un día (sin lastimar a nadie).
Un corolario de esto es: nunca hago nada que no quiero hacer. (Por ejemplo, nunca asisto a bodas).

C) Mental – Todos los días anoto ideas. Escribo tantas ideas que me da dolor de cabeza pensar una más. Entonces trato de escribir cinco más. ¿No tienes ideas hoy? Memoriza todas las palabras de 2 letras para el Scrabble. Traduce el Tao Te Ching al español. Trata de pensar en 10 negocios que puedes iniciar desde casa (y sé realista, ¿cómo se pueden ejecutar?). Piensa en 20 maneras en que el presidente puede mejorar el país. Lista todas las cosas productivas que hiciste ayer (esto también mejora la memoria y te da ideas para hoy). El “músculo de las ideas” se atrofia en cuestión de días si no lo usas. Al igual que caminar. Si no usas tus piernas durante una semana, se atrofian. Tienes que ejercitar el músculo de las ideas. Lleva unos 3-6 meses desarrollarlo una vez que se atrofia.

D) Espiritual – No sé lo que significa realmente la palabra “espiritual“. Pero siento que tengo una práctica espiritual cuando hago una de las siguientes cosas:
Orar – No importa si le estoy rezando a un dios o a los muertos o al sol o a una silla frente a mí, simplemente significa ser agradecido.
Meditar – Meditar por más de unos minutos es difícil. Es aburrido. Esta es una meditación sencilla: siéntate en una silla, con la espalda recta y observa tu respiración. Si te distraes, no hay problema. Sólo vuelve a tu respiración. Inténtalo durante cinco minutos. Luego seis.
Ser agradecido – Trato de pensar en todas las personas en mi vida por las que estoy agradecido. Entonces trato de pensar en más gente. Luego más. Es difícil.
Perdonar – Pienso en todos los que me han hecho mal. Visualizo agradecimiento hacia ellos (pero no compasión).
Estudiar. Si leo un texto espiritual (no importa cuál: la Biblia, el Tao Te Ching, cualquier cosa relacionada con el Zen, autoayuda, no importa) tiendo a sentirme bien. Esto no es tan poderoso como la oración o la meditación pero aun así me hace sentir bien.

Mi propia experiencia: nunca puedo ser feliz de forma duradera sin hacer la práctica anterior diariamente. Y cada vez que he tocado fondo y comencé a hacer los 4 ítems de arriba, algo mágico sucedía:

Los resultados

A) Al cabo de un mes, notaba que comenzaban a ocurrir coincidencias. Empezaba a sentirme afortunado. La gente me sonreía más.
B) A los tres meses las ideas realmente comenzaban a fluir, hasta el punto en que sentía una urgencia abrumadora de ejecutar las ideas.
C) A los seis meses, comenzaban a fluir buenas ideas, yo comenzaba a ejecutarlas, y todos a mi alrededor me ayudaban a montar todo.
D) Al cabo de un año mi vida era siempre completamente diferente. 100% al revés que el año anterior. Más dinero, más suerte, más salud, etc. Y luego me daba pereza y dejaba de hacer la práctica. Y todo se venía abajo de nuevo. Pero ahora estoy tratando de hacerlo todos los días.

Es difícil hacer todo esto cada día. Nadie es perfecto. No sé si voy a hacer todas estas cosas hoy. Pero sé que cuando lo hago, da resultado.

Bookmark and Share

Más tips para hallar inspiración

Paseo en bicicleta

  • Da un paseo en bicicleta.
  • Canta.
  • Escucha radio.
  • Trabaja en el jardín.
  • Recuéstate en el suelo y ve pasar las nubes.
  • Deambula por una librería o biblioteca.
  • Toca un instrumento.
  • Ve a pescar.
  • Teje, cose o haz alguna manualidad.
  • Hojea revistas viejas.
  • Empieza un cuaderno de ideas. Anota todo lo que se te ocurra.
  • Ordena un armario o una habitación.
  • Cambia los muebles de lugar.
  • Deja notas inspiradoras por ahí (ver operationbeautiful.com).
  • Escribe todas las cosas por las que te sientes agradecido.
  • Sueña despierto (deja volar la imaginación libremente).
  • Conversa imaginariamente con alguien que admiras.
  • Juega a ser otra persona.
  • Escribe en tu diario, o empieza uno si no tienes.
  • Haz un mapa mental (sobre el proyecto en el que estás atascado, para desarrollar una idea incipiente, etc.)
  • Escribe una lista de tus logros pasados.
  • Recuerda: nada es demasiado insignificante para ser una fuente de inspiración.

Bookmark and Share

Sugerencias para encontrar inspiración

Nota: El contenido de esta entrada se basa en el post 61 Ways To Find Inspiration When You’re Stuck and Feeling Down, publicado en el blog Dumb Little Man.

Caminata

Estas sugerencias pueden ayudarnos a encontrar inspiración cuando estamos atascados y necesitamos renovar el entusiasmo para poder hacer lo que tenemos que hacer, para comenzar algo nuevo, o simplemente para seguir avanzando.

  • Mira a un niño jugar.
  • Mira una película.
  • Lee un libro.
  • Lee una historia inspiradora.
  • Mira un video que te inspire en Youtube.
  • Recuerda momentos especiales del pasado.
  • Piensa en las cosas que haces bien.
  • Inicia una conversación en Twitter.
  • Conéctate con alguien en Facebook.
  • Únete a un grupo en LinkedIn.
  • Mira fotos inspiradoras en Flickr.
  • Echa un vistazo a la sección The Big Picture de Boston.com (Noticias en fotos).
  • Escucha música.
  • Asiste a un concierto.
  • Retoma ese deporte que dejaste de practicar.
  • Lee una autobiografía.
  • Lee sobre la vida de tu deportista favorito.
  • Lee sobre éxitos y fracasos.
  • Lee sobre personas desfavorecidas que se superaron.
  • Dibuja algo.
  • Lee sobre algo que nunca hayas leído.
  • Visita un lugar que nunca hayas visitado.
  • Aprende un idioma que pensabas que nunca podrías aprender.
  • Consigue wallpapers inspiradores para tu computadora.
  • Lee frases inspiradoras.
  • Da una caminata.
  • Da una larga caminata con un grupo de personas.
  • Llama por teléfono a viejos amigos y familiares.
  • Únete a un club de baile.
  • Usa StumbleUpon.
  • Sal con tu cámara y toma algunas fotos.
  • Examina los archivos de tus sitios web favoritos.
  • Escribe algo. No pienses, sólo escribe los pensamientos que te surjan.
  • Medita en soledad.
  • Pasa tiempo en la naturaleza.
  • Rompe tu rutina. Haz algo inesperado.
  • Lee poesía.
  • Mira una obra de teatro.
  • Ejercítate. Practica yoga.
  • Explora Delicious.
  • Observa la salida y la puesta del sol.
  • Sé voluntario en una causa noble.
  • Ayuda a alguien con una tarea.
  • Enseña y comparte conocimiento.
  • Crea un blog en Blogger o WordPress.
  • Juega con tu mascota.
  • Cocina algo sorprendente.
  • Celebra un festival que nunca hayas celebrado.
  • Acampa en el bosque durante algunos días.
  • Crea un nuevo hábito.
  • Participa de una maratón.
  • Escucha lo que las personas a tu alrededor tienen para decir.

Bookmark and Share

Mapas mentales

Los mapas mentales son herramientas muy útiles para estudiar, ya que a diferencia de la forma tradicional de tomar apuntes, que sólo utiliza un hemisferio del cerebro, los mapas mentales también involucran al hemisferio derecho, el cual procesa la información de manera global y mediante imágenes.

Los mapas mentales te ayudan a estudiar más rápidamente y a recordar más, pues al contrario de quien toma apuntes de todo y no puede ver el bosque, esta técnica te permite tener una visión global de las cosas y agrupar una gran cantidad de información en un esquema sencillo. Además de ahorrarte tiempo y organizar más eficientemente los pensamientos y aclararte las ideas, potencian la creatividad, te pueden ayudar a solucionar problemas, a planificar, a tomar decisiones, ya que te muestran nuevos caminos, y te permiten orientarte, definiendo donde estás y hacia donde quieres ir.

Estos mapas mentales se parecen al mapa de una ciudad, el centro representa la idea más importante, las calles principales representan tus pensamientos principales, y las secundarias reflejan tus pensamientos secundarios. Los dibujos que en la cartografía representan los lugares de interés, en los mapas mentales evidencian las ideas interesantes.

Cómo crear mapas mentales

1. Dibuja en el centro de una hoja en blanco una imagen que simbolice tu idea principal.
2. Usa muchos colores. Los colores excitan tu cerebro. Al igual que las imágenes, añaden vitalidad, frescura y diversión a los mapas mentales, además de proporcionar energía positiva a tu pensamiento creativo.
3. Partiendo de la imagen central irradia las palabras clave y las ideas más importantes relacionadas con el tema. Es como las ramas de un árbol, cada vez más finas a medida que te alejas del centro.
4. Usa líneas curvas. Las líneas rectas aburren al cerebro.
5. Usa sólo una palabra clave por línea. Una palabra contiene un amplio abanico de asociaciones y conexiones. Las frases limitan este efecto multiplicador.
6. Usa muchas imágenes. Cada imagen vale más que mil palabras.

Mapa mental

Los mapas mentales, además de ser muy útiles para estudiar, pueden servir para hacer presentaciones e informes, planificar la semana, resumir un libro en una sola página, organizar un viaje, emprender un nuevo proyecto, ir de compras, y todo lo que se te ocurra.

Incluso te pueden ayudar a crear tu futuro ideal. Imagina que dispones de todo el tiempo, los recursos y la energía necesarios para llevar a cabo cualquier tarea que desees. Elabora uno o más mapas mentales sobre todo lo que te gustaría realizar si no tuvieras ninguna limitación: viajar, aprender un idioma, tocar un instrumento, pintar un cuadro, bailar, hacer deporte, etc.

Fuente:

Bookmark and Share