Mapas mentales

Los mapas mentales son herramientas muy útiles para estudiar, ya que a diferencia de la forma tradicional de tomar apuntes, que sólo utiliza un hemisferio del cerebro, los mapas mentales también involucran al hemisferio derecho, el cual procesa la información de manera global y mediante imágenes.

Los mapas mentales te ayudan a estudiar más rápidamente y a recordar más, pues al contrario de quien toma apuntes de todo y no puede ver el bosque, esta técnica te permite tener una visión global de las cosas y agrupar una gran cantidad de información en un esquema sencillo. Además de ahorrarte tiempo y organizar más eficientemente los pensamientos y aclararte las ideas, potencian la creatividad, te pueden ayudar a solucionar problemas, a planificar, a tomar decisiones, ya que te muestran nuevos caminos, y te permiten orientarte, definiendo donde estás y hacia donde quieres ir.

Estos mapas mentales se parecen al mapa de una ciudad, el centro representa la idea más importante, las calles principales representan tus pensamientos principales, y las secundarias reflejan tus pensamientos secundarios. Los dibujos que en la cartografía representan los lugares de interés, en los mapas mentales evidencian las ideas interesantes.

Cómo crear mapas mentales

1. Dibuja en el centro de una hoja en blanco una imagen que simbolice tu idea principal.
2. Usa muchos colores. Los colores excitan tu cerebro. Al igual que las imágenes, añaden vitalidad, frescura y diversión a los mapas mentales, además de proporcionar energía positiva a tu pensamiento creativo.
3. Partiendo de la imagen central irradia las palabras clave y las ideas más importantes relacionadas con el tema. Es como las ramas de un árbol, cada vez más finas a medida que te alejas del centro.
4. Usa líneas curvas. Las líneas rectas aburren al cerebro.
5. Usa sólo una palabra clave por línea. Una palabra contiene un amplio abanico de asociaciones y conexiones. Las frases limitan este efecto multiplicador.
6. Usa muchas imágenes. Cada imagen vale más que mil palabras.

Mapa mental

Los mapas mentales, además de ser muy útiles para estudiar, pueden servir para hacer presentaciones e informes, planificar la semana, resumir un libro en una sola página, organizar un viaje, emprender un nuevo proyecto, ir de compras, y todo lo que se te ocurra.

Incluso te pueden ayudar a crear tu futuro ideal. Imagina que dispones de todo el tiempo, los recursos y la energía necesarios para llevar a cabo cualquier tarea que desees. Elabora uno o más mapas mentales sobre todo lo que te gustaría realizar si no tuvieras ninguna limitación: viajar, aprender un idioma, tocar un instrumento, pintar un cuadro, bailar, hacer deporte, etc.

Fuente:

Bookmark and Share