Reframing: cambiar la perspectiva

marco

Reframing, en español reencuadre, significa ver una situación o experiencia desde una perspectiva diferente. Se trata de tomar esa experiencia e interpretarla de una forma nueva, es decir, verla desde un “marco” nuevo.

Ver la situación desde otro punto de vista nos permite cambiar su significado, hace que se modifique la forma en que percibimos la situación, y por tanto nuestras respuestas y comportamientos también cambian. Podemos sentirnos aliviados o ser capaces de lidiar mejor con la situación, o dejar de lamentarnos y estar en paz con el pasado, o tener una actitud más positiva y sacar provecho de lo que vivimos.

En pocas palabras, no es más que elegir ver el vaso medio lleno en vez de medio vacío.

Pongamos por caso que hemos “perdido” el tiempo estudiando una carrera que no era apropiada para nosotros. Seguramente hemos adquirido conocimientos y experiencia que podremos aplicar en otros contextos, y que nos pueden servir cuando estudiemos otras cosas, con lo que la próxima vez nos resultará más fácil.

Si hemos sido víctimas de una estafa, al menos hemos aprendido la lección y no nos volverá a pasar lo mismo en el futuro. Si hemos padecido una mala relación, aprendemos sobre el tipo de persona que no queremos para nuestra vida. Si nos despidieron del trabajo, estamos libres para hacer lo que siempre hemos querido hacer.

¿Hemos intentado todo y nada resulta? ¿Sentimos que no vamos a ningún lado? Podríamos verlo desde un marco de desesperanza. Sin embargo, mirándolo desde otro marco, podríamos apreciar el valor que tiene seguir intentándolo a pesar de los reveses, el valor de ser resistente y perseverante, o el hecho de que estamos aprendiendo lo que no funciona y podríamos estar cerca de descubrir lo que sí funciona.

En definitiva, se trata de “reencuadrar” nuestros problemas, viéndolos como aprendizajes y experiencias, como retrocesos temporarios que nos pueden servir para avanzar.

Siempre podemos preguntarnos “¿qué puedo aprender de esta situación?”, “¿cómo puede esta información serme ventajosa en el futuro?”, “¿quién sería yo sin esta experiencia?” o “¿cómo puedo ayudar a otros con lo que he aprendido?”.

Podemos ver un problema como una oportunidad, una debilidad como una fortaleza, una imposibilidad como una posibilidad, un fracaso como un éxito. Podemos dejar de preocuparnos por lo que no podemos cambiar y enfocarnos en el lado bueno de las cosas y las posibilidades que nos ofrecen.

Bookmark and Share

Anuncios